21 EXPERIENCIAS QUE NO PUEDES PERDERTE SI VIAJAS A TAILANDIA

Tailandia es un país espectacular, sobretodo por sus contrastes. Un día estás visitando templos, rodeada de gente, viajando en tuk tuks y regateando en mercados callejeros y al día siguiente amaneces en el paraíso. Playas idílicas de arena clara con una espesa vegetación a pie de costa que te dejará sin aliento.

Aquí os dejo la recopilación de las 21 mejores experiencias que viví en el país asiático. No están ordenadas de mejor a peor, todas tienen su encanto (sí, la número 4 también). Las hay para todos los gustos, para los aventureros, los que disfrutan con la comida, los que no salen de la playa,… pero todas son ¡para disfrutones!

Una vez las leas, cuéntame en los comentarios si te faltó alguna por hacer, cuál te encantaría probar o si hay alguna a la que te niegas. ¡Nos vemos abajo, en los comentarios!

 

01.

BAÑARSE CON EL SKYLINE DE BANGKOK DE FONDO

Un auténtico lujo es poder disfrutar de una infinity pool en el ático de un rascacielos con el skyline de Bangkok de fondo. Hay muchos hoteles que lo ofrecen y muchos de ellos a buen precio 😉

02.

SUBIR EN TUK TUK

El tráfico en este país es bastante caótico, cada uno va a su bola, frenazos, pitidos,… a los occidentales nos suele llamar mucho la atención, no entendemos cómo, ¡pero ellos se apañan! Una forma de conocer las ciudades por dentro y de forma más rápida es subiendo a un Tuk Tuk. ¿Qué es un Tuk Tuk? es un vehículo motorizado de 3 ruedas. Como una especie de moto con asientos detrás para varias personas. Los hay más grandes y más pequeños, la mayoría con decoraciones típicas e incluso iluminación de colores, bastante recargaditos, por cierto. Cuando subes a uno, el conductor va en la zona de delante de la “moto” y los pasajeros detrás. Puedes usarlo para dos fines: ir de un punto A a un punto B o para que te den un paseo por ciertos monumentos importantes mientras el conductor te explica algunos datos y curiosidades (volviendo al punto donde lo cogiste). Por cierto, ¡no te olvides de regatear! Todo esto sumado a el desorden del tráfico, subir en Tuk tuk puede convertirse en deporte de riesgo, ¿te atreves?

03.

MASAJE TAILANDÉS

Una de las señas de identidad de Tailandia es el masaje tailandés. Todo el país está lleno de pequeñas tiendas donde realizan diferentes tipos de masaje (espalda, pies, manos, cuerpo entero…) Los precios son súper asequibles en comparación con los precios de España. Estamos hablando de que un masaje de una hora te puede costar ¡entre 8 y 12€! Nosotros aprovechamos y nos hicimos varios. Normalmente suelen estar ubicadas en el centro de las ciudades. Eso sí, no esperéis que sean clínicas asépticas y bien decoradas, van acorde con la estética del país. Además la forma de hacer masajes tampoco es la misma que tenemos en España, suelen crujir los huesos, hacer estiramientos y en ocasiones pueden ser un poco fuertes, pero siempre puedes decir que aflojen el ritmo. ¡Es muy curioso! La mayoría tienen a la entrada un montón de sillones para hacer masajes de pies, y si quieres de cuerpo entero te llevan a salas interiores con esterillas en el suelo y ahí te hacen los masajes. Dicho así quizá no parece muy apetecible, peeeeeero sin duda es una experiencia muy típica que no os podéis perder.

Como dato curioso, a nosotros no nos pasó pero un chico que iba en nuestro grupo nos contó que cuando estaba terminando el masaje le propusieron acabar con “happy end” así que cuidadito con lo que aceptáis.

04.

COMER INSECTOS FRITOS

Sí amigo, no pongas esa cara, es súper típico en los mercaditos callejeros de todo el país vender insectos fritos, allí los comen ¡como las pipas! Te venden una bolsita llena de gusanos, grillos o saltamontes, vamos ¡una delicatessen! Tengo que admitir que yo no los probé,…¡cobarde! Pero creo que si volviera sí lo haría, dicen que saben a patatas fritas. ¿Y tú, te atreverías? Perdonad la foto, pero era la única que tenía y no quería dejaros sin ver a los suculentos gusanitos.

05.

ALUCINAR CON LA VARIEDAD DE FRUTAS EXÓTICAS Y VERDURAS

A lo largo de vuestro viaje encontraréis multitud de puestos callejeros con muchísimas frutas y verduras desconocidas (al menos en España), de diferentes tamaños y colores. Un espectáculo para la vista. Eso sí, es preferible que si vas a comerlas, te las abran en el momento.

06.

PROBAR EL PAD THAI

Una de las cosas que más me gustó de estar 22 días en Tailandia es poder comer muuuucho Pad Thai, el plato estrella de la gastronomía tailandesa. Me encanta el Pad Thai y si no lo habéis probado, ¿a qué estáis esperando? Este plato lleva una base de noodles de arroz salteados con huevo, tofu y gambas o pollo, lleva una salsa de pescado y algunas especias. De verdad, ¡rico, rico! El único problemilla para mí es que toda la comida en este país pica. Y cuando digo toda, es TODA. Por mucho que insistiera en que por favor, “Not Spicy”, siempre picaba. Me aprendí cómo se decía en Tailandés (“mâi pèt” = no picante) para ver si así me hacían más caso… pero ni aún así. Así que ¡enhorabuena a los amantes del picante, este es vuestro país! para el resto, good luck!

07.

BUCEO EN KOH TAO

Una de las experiencias más bonitas de las que puedes disfrutar en este país es del buceo. Tienen un fondo marino precioso, lleno de peces de diferentes tamaños y colores, corales increíbles y especies que no sabías ni que existían. El sitio por excelencia para bucear en Tailandia es la isla Koh Tao. Para poder disfrutar del entorno marino tienes 3 opciones:

SNORKEL: Si no tienes tiempo o no quieres aprender buceo con botella tienes la opción de hacer snorkel con gafas y tubo desde la superficie. El de toda la vida. No es lo mismo que desde el fondo pero también podrás ver mucha más flora y fauna que en España.

BAUTISMO: la opción rápida para bucear es hacer un bautismo de buceo. En él te enseñarán lo básico y podrás bajar una vez con botella bajo el agua, ver lo que sientes y quién sabe, quizá te pique el gusanillo y ya no puedas vivir sin el buceo.

CURSO OPEN WATER DIVER: es el curso de buceo básico con el que certificarás para poder bucear en cualquier parte del mundo hasta 18 metros. Con este curso disfrutarás al máximo del fondo marino y vivirás una experiencia inolvidable y que podrás repetir en cualquier otro viaje. Esta fue la opción que yo tomé y me alegro muchísimo. Te dejo aquí un post completo sobre cómo y dónde sacarte el Open Water Diver en Koh Tao, por si te interesa.

08.

BEBERTE UNA CERVEZA FRÍA MARCA NACIONAL

En Tailandia tienes 3 cervezas de marca nacional, la SHINGA, la CHANG y la LEO. A mi no me gusta la cerveza pero dicen que su calidad quizá no es comparable a la de otros países con más tradición cervecera. De todos modos, seguro que los amantes de la cerveza no deberían dejar escapar la oportunidad de probarlas, al menos para poder opinar. ¿A quién no le apetece una cerveza fría al volver de una ruta turística en un caluroso y húmedo día tailandés?

09.

REGATEAR

El regateo en Tailandia es deporte nacional. Si quieres comprar o contratar un servicio siempre debes regatear. De hecho, parece que se toman mal que no lo hagas. El primer precio siempre es muy elevado. Leí que lo mejor es proponer un tercio del precio que ellos plantean y de ahí empezar los tiras y aflojas. Para mi, regatear bien es un arte. Hay veces que me empecino en que no quiero pagar más de X dinero y si el tendero no llega a esa cifra me voy y al rato me doy cuenta de que estaba regateando por un mísero euro. Al final, tonta yo que me quedo sin comprarme algo que me gustaba. Muchas otras veces me voy con la sensación contraria, la de que me han timado y podría haberlo sacado más barato. Entonces ¿cómo hacerlo? ¿qué precio pago por las cosas? En este tipo de países en los que el regateo forma parte de su cultura hay que armarse de paciencia, eso lo primero, y después recomiendo pensar en un precio justo por el que comprarías ese objeto o servicio, primero dar una cifra más baja de ese precio con la intención de que al final del regateo la cifra sea similar a esa que tenías en mente. Hay que pensar que la gente a la que se lo compras vive de eso, tampoco se trata de estafar a nadie. Hay veces que no merece la seguir bajando si lo que te ahorras es 1 o 2€ que quizá a ti no te suponen tanto como a él. Además, no te olvides nunca de que estás de vacaciones, deja el mal humor fuera y se amable, piensa que ellos intentan ganarse la vida con esto. Es sólo mi punto de vista, feel free para crear tu propio estilo de regateo.

10.

COMER DE UN PUESTO CALLEJERO

Otro de los atractivos de Tailandia es la cantidad de puestos callejeros de comida. Les compran tanto los turistas como la gente local. Hay muchísima variedad de comida y a muy buen precio. Tienes desde Pad Thai, brochetas de carne, ensaladas, arroces hasta frutas tropicales y smoothies de frutas que te preparan en el momento. Y lo mejor es su precio, puedes comer por lo que al cambio sería 2 o 3€, así que deja tus escrúpulos fuera y prueba la comida callejera, además de estar riquísima, compensará mucho el presupuesto de tu viaje.

11.

ELEFANTES

El tema de los elefantes es un tema complicado. La visita turística a centros de elefantes es muy común en Tailandia, sobre todo en el norte, en la zona de Chiang Mai. Hay muchos centros que ofrecen desde paseos a lomos de un elefante hasta espectáculos donde los mismos elefantes pintan un cuadro que luego se sortea entre los turistas. Terrible. Lo digo por propia experiencia. Cuando contraté nuestro viaje, le insistí mucho a la agencia que no quería participar de estos espectáculos y que quería ir a un santuario donde les tuvieran bien tratados y no les obligaran a trabajar. La agencia me aseguró que sólo trabajaban con empresas que cuidaban de los animales, pero no fue así. Fui testigo del espectáculo de los cuadros y otros en los que hacían a los elefantes encestar pelotas en canastas ante las atentas miradas de los turistas. Estar allí me entristeció mucho, tenían a los elefantes encadenados y a las órdenes de sus dueños. Si os interesa conocer más escribiré un post específico donde os hablaré en detalle de este tema. Aquí de momento quería avisaros de que si queréis ver elefantes, investiguéis bien antes de ir. A todos nos apetece tocar y ver de cerca a estos majestuosos animales, pero no solo tenemos que pensar en nosotros, también en su bienestar.

12.

beberte un coco recién abierto

Sobre todo en la región de la costa y las islas los puestos callejeros con cocos fresquitos recién abiertos abundan. ¡A mi me encantan! Además, la bebida de coco natural tiene muchísimas propiedades y calma mucho la sed. Imagínate bebiendo un coco frío mientras disfrutas tumbado en la arena con el sol en tu piel y la brisa del mar de fondo… Aisss… ¿No es el paraíso?

13.

DISFRUTAR DE UN BUEN LIBRO EN EL PARAÍSO

Si te gusta leer, sin duda, uno de los grandes placeres que tienen las vacaciones son esas tardes de relax en las que poder sumergirte en una buena lectura, ¿o no? Si además lo haces escuchando las olas de color turquesa mientras acarician la orilla de arena blanca como telón de fondo, la experiencia se convierte en algo increíble.

14.

RITUALES DE LA BUENA SUERTE

Tus visitas a los diferentes templos estarán llenas de rituales de la buena suerte, para conseguir el amor, pedir un deseo, volver a Tailandia, etc. Creas en ellos o no, son rituales curiosos y divertidos, así que déjate llevar y ve pensando qué deseos pedirás.

15.

PERCHAR UNA EMBARCACIÓN TÍPICA

Una de las excursiones que hicimos incluía un paseo por el río en una embarcación tradicional hecha de caña. El paraje era precioso y además pude percharla, es decir, dirigirla con ese palo que veis en la foto ¡No creáis que es fácil! pero sí divertido. Eso sí, más te vale tener buen equilibrio 😉

 

16.

VER MONJES BUDISTAS

Sí sí sí, los típicos monjes budistas vestidos de naranja y con la cabeza rapada, como en las pelis. Los de la foto estaban estudiando, el que está de pie es su profesor. En otro de los templos pudimos escuchar algunos de sus rezos.

17.

LUCIR EL SOMBRERO TRADICIONAL TAILANDÉS

Me faltó tiempo cuando la señora que llevaba estas cestas me insinuó si quería sujetarlas. Además me puso su sombrero tradicional. Es típico de los campesinos Tailandeses. Y yo, antes muerta que sencilla, me hice la foto. Los venden también en muchos puestos callejeros, muchos son hechos a mano.

18.

ENCONTRAR FANTA DE SABORES

Por lo visto en España somos un poco rancios con el tema y no salimos del limón y la naranja, en cambio en Tailandia encontramos Fanta de muchísimos sabores, entre otros, de fresa. Y bueno, al probarla entendí por qué no triunfa en España (puagg!)

19.

HACERTE UNA FOTO CON LAS “LONGTAIL”

Las “Longtail” son las embarcaciones tradicionales Tailandesas. Están hechas de madera y deben su nombre a que en uno de sus extremos asoma un listón de madera más largo. Por lo visto se siguen construyendo tal y como se hacía en la antiguedad y ahora se utilizan a modo de taxi entre islas.

 

20.

ALQUILAR UNA MOTO Y RECORRER KOH TAO

Las motos siempre dan sensación de libertad y más si recorres con ellas caminos entre densa selva y playas paradisíacas, ¡aventura asegurada!

21.

NO QUERER IRTE

Sin duda una de las experiencias de la que no te vas a escapar, es de la de no querer irte. Los viajes, por largos que sean, siempre se hacen cortos. Eso es así, de toda la vida. Así que vuelve a casa con todas esas sensaciones que Tailandia te habrá dejado grabadas y que recordarás para siempre (y de paso, ve pensado ya en el siguiente destino 😉 )

¿Y tú? ¿Has ido a Tailandia y te dejaste algo de esto por hacer?, ¿se te ocurre alguna otra experiencia que no hay que perderse?, ¿cuál de todas ellas fue la que más te gustó?, ¿Alguna que no harías bajo ningún concepto?

Te leo y contesto abajo en los comentarios 🙂

Un beso, ¡Voladores!

INSTAGRAM

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram access token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

 

¿QUIERES RECIBIR MI PLANIFICADOR DE VIAJES GRATUITO?

Suscríbete a nuestra newsletter y lo recibirás. Te ayudará a organizar tu viaje por libre para poder empezar ¡YA MISMO!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿QUIERES PLANIFICAR TU VIAJE POR LIBRE Y NO SABES CÓMO?

¿QUIERES PLANIFICAR TU VIAJE POR LIBRE Y NO SABES CÓMO?

 

Escribe tu e-mail y recibirás mi

PLANIFICADOR DE VIAJES GRATUITO

para poder empezar YA MISMO.

¡Genial! Ya perteneces a la Comunidad Voladora. En breve te llegará un mail con el PLANIFICADOR DE VIAJES. ¡Que lo disfrutes!